Bangkok ” Mucho de todo”. Tailandia


 

Esta ciudad no defrauda. Aquí hay mucho de todo. Muchas motos, mucha polución, mucha humedad, mucha gente, muchos templos, muchos monjes, muchas tiendas….

Tal vez sean estas algunas de las razones que la hacen tan especial e interesante.

Rebosa vida en cada esquina y a todas horas. Es un ir y venir de gente. Viven permanentemente en la calle, desayunan , almuerzan y cenan en  ella. 

Es muy frecuente verlos de cuclillas en cualquier rincón, degustando  a cualquier hora del día un plato de humeantes tallarines pad thai  de los que sirven en los cientos de puestos callejeros .

Por cierto, no te dejes engañar por las apariencias, la comida tailandesa es exquisita y en algunos puestos callejeros la calidad  no tiene nada que envidiar a la de algunos restaurantes de la ciudad.

 

Para los amantes de las imitaciones,  el mercado nocturno de Patpong  cubrirá todas sus expectativas. En tan solo una calle se pueden encontrar cientos de puestos apiñados, en los que te ofrecerán ese bolso de Gucci, el Rolex, o las zapatillas Nike que tanto te gustan.

Pero recuerda son imitaciones y algunas bastante malas.  

Otra opción son las tiendas que se encuentran el los laterales de las calles mezclados con los garitos de copas, en los que las bailarinas son capaces de lanzarte una pelota de pin- pon con sus partes más intimas  sin esfuerzo alguno.

El problema es que en estos locales aunque las imitaciones son mejores, resultan más caras y no dejan mucho margen para el regateo.

No temas si una vez dentro, te acompañan a un cuarto escondido en algún rincón y te empiezan a sacar maletas con genero de imitación de primerísima calidad, habrás dado en el clavo.

Pero no te preocupes las calles de Bangkok son una caja de sorpresas y además de poder cruzarte con un elefante, te ofrecerán desde masajes hasta lo más insospechado.

Comenzar el día dando un paseo por el parque Lumphini, además de saludable puede resultar de los más curioso. Hay cientos de tailandeses practicando Tai chi y otras actividades dignas de ver.

Continua el recorrido por los canales. Por algo esta ciudad es conocida como la Venecia del Este.

Si eres atrevido, coge un tuc- tuc y dirígete al muelle Sapham Taksin, además de  soltar adrenalina, es toda una aventura , pero tranquilo, no es la única opción, siempre te queda el taxi o el Skytrain ( Silom line).

Nada más salir de la estación tendrás infinidad de ofertas de tours privados, pero si no te cuadra ninguna, entra en el muelle, dentro hay empresas que lo hacen en  grupo.

Después de la visita obligada al Rattanakosin y  de deleitarse  con el Gran Palacio y el enorme Buda tumbado del templo de Wat Pho,  y siempre que te queden ganas,te recomiendo una salida nocturna.

En  Bangkok , aunque los garitos cierran a las 2 de la madrugada, la noche es muy intensa.

Las zonas de Sukhumvit para los amantes del night club con el Q-Bar y Silom con sus exóticos bares son lugares recomendables.

Pero si lo que te gusta es  sorprender, en el hotel Banyan Tree, 21/100 South Sathon Rd, metro Lumphini, el restaurante Vértigo  que se encuentra en la planta 61  es sin duda una forma diferente de disfrutar de Bangkok. 

Si vas cenado, también puedes subir solo a tomarte una Chang (cerveza tailandesa).

Merece la pena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s