Aventura en Kenia. África


Después de ver Memorias de África tan espléndidamente interpretada por Meryl Streep en el papel de Karen Christence Dinesen Blixen  y Robert Redford como el guapo cazador Denys George Finch Hattons, creo que de una forma u otra, todos empezamos a sentir una atracción especial por este país y si llegas a visitarlo, seguro que no te dejará indiferente.La visita al poblado Masai  genera en el grupo cierto grado de tensión. Durante nuestra estancia en días anteriores  en Nairobi y  Mombasa, nos habían comentado que los Masai se encontraban molestos por el recorte de territorio que estaban sufriendo por parte del gobierno keniata.

La actitud de algún masai  frente al turista, parecía en algunos momentos resultar hostil, por lo que íbamos un poco expectantes pero ilusionados con la posibilidad de visitar su poblado.

La furgoneta se estacionó a una distancia prudencial, de lo que parecía la entrada al recinto. No habiendo trascurrido más de 2 minutos, apareció la figura de un espigado masai vestido con una tela de colores rojos y unas casero-chanclas hechas con gomas de neumáticos, pero portando una especie de bastón de mando de madera, que le dotaba del punto de autoridad necesario  como para ser nuestro centro de atención. Se dirigió hacia nosotros con paso sosegado.

Ante la orden de nuestro guía de quedarnos dentro del  vehículo, solo nos quedaba la posibilidad de pegar la nariz al cristal e intentar averiguar por los gestos como se iba  desarrollando la conversación.

Tras un tiempo un poco más prolongado de lo esperado y después de pensar al observar los gestos airados de los dos participantes en la negociación, que la posibilidad de visita se vería truncada, nuestro guía  se dirigió a nosotros con rictus serio y nos dijo: “quiere 200 dólares por la visita y no se puede entrar en las cabañas ni armar mucho jaleo”.

Aunque la cantidad no resultaba nada desdeñable, preferimos pensar que ésta es una de las experiencias que suelen pasar una vez en la vida, si pasan, y con nuestros bolsillos un poco más ligeros pero con la ilusión a tope, nos preparamos con nuestras cámaras para vivir este momento.

Pronto nuestros temores dejaron  paso al  asombro. De repente, al son de una canción de las que perfectamente podría ser la banda sonora de la reina de África, desfilaban ante nuestros ojos, una veintena de mujeres y hombres masáis. Ellas cantaban y ellos se nos aproximaban dando grandes saltos hacia arriba, llegando a acercarse tanto a nuestro rostro que casi nos podían llegar a golpear.

Este pueblo nómada, para el que la riqueza se mide  solo por el número de piezas  que posee cada componente  de la tribu de ganado vacuno ,cabras, asnos y ovejas,  vive en  chozas o maniattas  fabricadas de  excrementos animales, ramas y barro.

El ganado les proporciona todo lo que necesitan para su sustento, carne, cuero, pieles y leche y sangre con lo que fabrican una especie de yogur.

Los niños Masáis son circuncidados para realizar su transición de guerrero menor a mayor y algunos siguen practicando la ablación en las mujeres.

Una vez realizadas las presentaciones procedimos a entrar a la aldea. Era curioso, pero se mostraban más asombrados y tímidos  que nosotros. 

Se  reían por el simple hecho de ver sus caras reflejadas en  las pantallas de nuestras cámaras y nos seguían por el poblado, tan pegados, que en algunos momentos se hacía complicado el desplazarse.

Tras llenar más de dos tarjetas de memoria y haber vivido una de las experiencias más alucinantes de mi vida y no sin antes escudriñar cada metro del poblado incluido el interior de las cabañas, emprendimos de nuevo el camino hasta nuestro lugar de hospedaje.

Decir que el recorrido  por los parques nacionales  de Tsavo y Amboseli ,  fue casi tan apasionante como  la visita  a los Masáis, no es exagerar.Vimos todo tipo de animales salvajes en su hábitat natural, y para uno que solo estaba acostumbrado a verlos en parques zoológicos, la imagen de un elefante cortándole el paso o la de un león echándole vaho en los cristales, se te queda grabada de por vida.

Después de 200 kilómetros de parajes impresionantes y momentos únicos, llegamos a nuestro primer lodge, el Finch hattons Camp. La historia de este hotel , está directamente relacionada con la película  “ Memorias  de África “ en la que Meryl  Streep,  que  da vida a Karen Christence Dinesen Blixen , se enamora de un guapo cazador llamado Denys George Finch Hattons, interpretado magistralmente por Robert Redfort .

Este campamento, que se encuentran en el corazón del Tsavo National Park, la reserva más grande de Kenia, fue utilizado por el verdadero Finch Hattons como lugar de descanso y retiro durante largas temporadas.

El lodge era fantástico,  en el más amplio sentido de la palabra. Las cabañas, no tenían nada que ver con las maniattas masáis y aunque se encontraban perfectamente integradas en el paisaje, contaban con todo lujo de detalles.

Las cabañas se encuentran rodeando un lago repleto de hipopótamos y cocodrilos, por lo que los paseos nocturnos se tenían que realizar sólo acompañados por  personal del hotel.

En el restaurante se cenaba a ritmo de Mozart  en mesas perfectamente montadas con manteles bordados, con la posibilidad de degustar el vino de cualquier parte del mundo que se te antojara  y siempre bajo la atenta mirada de dos camareros escrupulosamente  uniformados, solo preocupados de atenderte.

Nuestro paso por el Parque Nacional de Amboseli no defraudó para nada nuestras expectativas. Este parque que ha servido de escenario para infinidad de películas, es también el paraíso de elefantes y leones.

En esta ocasión el lugar elegido para hospedarnos fue el  Tortilis Camp, un lodge de estilo colonial situado a pies del Kilimanjaro, la montaña más alta de Kenia.

Kenia es un país que engancha al viajero, más si se ha tenido la suerte  de dormir bajo el estrellado cielo africano, a pies del Kilimanjaro y oyendo el rugir de los leones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s