Parque natural de Peñalara “el otro Madrid”


 

 

Que la capital madrileña ofrece al visitante un amplio abanico de posibilidades para disfrutar  de sus momentos de asueto, es algo sobradamente conocido por todos.

Basta con consultar la agenda de cualquier periódico  y ver la lista de museos, tiendas, espectáculos, exposiciones, restaurantes, galerías de arte, conciertos y eventos que día tras día acoge esta ajetreada, alocada y dinámica ciudad.

Lo que no tengo tan claro, es que  seamos conscientes  de las posibilidades y lugares únicos y casi desconocidos que  pone a nuestros  pies  el “otro Madrid”.

Solo con alejarnos  unos  kilómetros  del corazón capitalino podemos  disfrutar de un ambiente completamente opuesto y diferente  al que nos tiene acostumbrados  esta  frenética  ciudad.

Dejamos atrás los atascos y nos adentramos en un paisaje natural, bello y casi inhóspito, el Parque Natural de Peñalara.

El punto de partida de nuestra excursión es el Puerto de los Cotos.

Justo detrás del restaurante Venta  Marcelino sale un camino perfectamente asfaltado que nos introduce tras una leve subida en el parque.

Este parque natural alberga el macizo de Peñalara que con 2.428 metros de altura, es el más alto de la Sierra de Guadarrama.

Tesoro natural, considerado así por los restos glaciares que alberga, por sus abruptas laderas y por la diversidad de ambientes y organismos con los que cuenta, hace las delicias de expertos escaladores, excursionistas, científicos y naturalistas.

Los recorridos que se pueden realizar en el parque, nos permiten disfrutar  de varios ambientes que van desde pinares  a  paisajes formados por  charcas, lagunas y paredes de indudable interés paisajístico.

Con una dificultad media –alta,  la ruta más larga es la de la laguna de los pájaros. Esta laguna que tiene forma de suela de zapato es de origen glaciar y se mantiene congelada durante el invierno. Se encuentra a una altitud de 2.170 metros y a unas 3 horas desde Venta Marcelino.

 

Después de realizar la ruta y tras más de 6 horas de camino, volvemos a la realidad de la capital, eso sí, por lo menos hemos podido disfrutar de un Madrid diferente, tranquilo  y especialmente bello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s